MANGO KESINGTON

Disponibilidad: En stock

Código: 2800025001 - Solo del 1 de Octubre a final de Febrero - Sobre Pedido. Entregas del 15 al 20 del mes siguiente.
17,73 €

PLANTA 120/160 DE ALTURA EN CONTENEDOR DE 6 LITROS - PATRON CRIOLLO MEXICANO BROKAW 02.

El fruto del mango kensington tiene forma ovoide alargada, la piel es de color amarillo verdoso con una zona roja. Su peso oscila entre los 450 y 500 gr. La presencia de fibra en la pulpa es moderada y tiene una mala respuesta al consumo con cuchara. El tamaño de la semilla es mediano. Este fruto tiene una buena vida comercial. El árbol de la variedad Kensington tiene una copa redondeada y se adapta bien a los subtrópicos.

Probablemente originario del noroeste de la India y el norte de Birmania en las laderas del Himalaya y posiblemente también de Ceilán. Las hojas jóvenes son de color violeta rojizo o bronceado, posteriormente se tornan verde oscuro. Las flores se presentan en panículas, son de color verde amarillento con una longitud de 2 a 4 mm. La pulpa es de color amarillo o anaranjado, jugosa y muy sabrosa. La envoltura de la semilla es gruesa y leñosa con una capa fibrosa externa, que se puede extender dentro de la propia pulpa. El árbol de mango es muy sensible a las heladas y necesita temperaturas relativamente altas para un buen desarrollo. Puede crecer en cualquier suelo bien drenado, prefiriendo las arenas, limos o arcillas mediano pesadas. Se deben evitar los suelos arenosos ligeros y las arcillas pesadas. Es fundamental regar si la precipitación pluvial es deficiente. Las lluvias que se presenten durante el periodo de floración reducen seriamente la polinización y el amarre del fruto. Es una planta exigente en luz por lo que no soporta el sombreado. 

Periodo de Recolección: Del 20 de Agosto al 1 de Octubre.

Época de plantación: Las semillas plantadas en junio y julio pueden ser injertadas en noviembre, diciembre y enero, y estar listas para colocar en el campo desde julio y agosto del año siguiente. Temperaturas: En lugares con Invierno ligeramente frío es recomendable cubrir las plantas con manta térmica hasta el inicio de la primavera. Un árbol de buen desarrollo puede soportar temperaturas de dos grados bajo cero, siempre que éstas no se prolonguen mucho tiempo. Un árbol joven, de dos a cinco años, puede perecer a temperaturas de cero y un grado centígrado.

Plantación: Hacer los hoyos a mano, con una herramienta adecuada, ya que las barrenas mecánicas dejan una superficie lateral en el hoyo casi impenetrable para las raíces lo que retrasaría mucho el crecimiento de estas. No es recomendable aplicar ningún tipo de abono en el momento de la plantación pues la planta sufre un gran estrés en ese momento y esto podría perjudicarle. El plantón se colocará en el hoyo de forma que el nivel del terreno quede al mismo nivel del sustrato que trae. No se debe enterrar la base del tronco para evitar las podredumbres del cuello de la raíz. Es muy importante proteger la corteza de los árboles jóvenes. No se debe dejar transcurrir muchas horas desde el establecimiento de los árboles al primer riego. Éste ha de ser copioso. 

Primeros cuidados: Los primeros meses después de la plantación son críticos, es fundamental controlar el nivel de agua en el suelo. Los árboles pequeños son muy sensibles a la escasez de humedad, siendo igualmente perjudicial el exceso. Los pequeños árboles de mango suelen florecer en los primeros años de establecimiento en el campo, para evitar que las flores compitan con el crecimiento vegetativo se procurará eliminar esta floración bien mediante poda de las panículas florales o inhibiendo químicamente la emisión de flores mediante la aplicación de ácido giberélico.

Recomendamos que valore si necesita efectuar 2 pedidos separados, o esperar a recibirlo todo junto.

PESO VOLUMETRICO CON EMBALAJE 17,30 KILOS