BLOQUE RASQUIM DF 26 (500 gr. 50x10 gr.)[P] - Mínimo 6 Unidades.

Disponibilidad: En stock

Código: 0600306505
5,18 €
Min: 6

Brodifacoum 0,0026%

Cebo en bloque parafinado listo para usar. Para el control de infestaciones de rata parda o de alcantarilla, Rattus norvegicus, y ratón común, Mus musculus, tanto juveniles como adultos. Contiene difenacoum, principio activo anticoagulante de segunda generación y una sustancia de sabor amargo, Benzoato de denatonio, para prevenir la ingesta accidental por humanos.

DESCRIPCION DEL USO. Categoría de usuario: sólo por personal profesional, aquel que desempeña su actividad profesional en el entorno de los animales o en las actividades estrechamente relacionadas con su explotación. El producto aplicado por personal profesional se localizará en el interior y alrededor de edificaciones y de instalaciones, en portacebos correctamente etiquetados. Se considera uso interior al interior de los edificios aparcamientos cerrados e instalaciones fijas o móviles cuyos huecos al exterior se encuentran habitualmente cerrados. Se considera uso alrededor, a lo largo del perímetro exterior de las edificaciones o instalaciones, sin superar una distancia máxima de 0,5 metros entre el portacebos y la edificación/instalación. También se incluirían los aparcamientos que no entren en la definición de interior o de áreas abiertas, estaciones abiertas de autobuses o trenes, o zonas de puerto.

Dosis y frecuencia de aplicación: Ratones interior: 50 gramos de cebo por portacebo. Si se necesita utilizar más de un portacebo, la distancia mínima entre portacebos será de 4 metros. Ratas interior y alrededor de edificios: 100 gr. de cebo por portacebo. Si se necesita utilizar más de un portacebo, la distancia mínima entre portacebos será de 5 metros. Método de aplicación: Cebo en bloque listo para su uso en portacebos resistentes a la manipulación.

Instrucciones de uso: Los portacebos deben revisarse al menos cada 2-3 días cuando se trata de tratamientos frente a ratones y cada 5-7 días cuando se trata de tratamiento frente a ratas, al comienzo del tratamiento y posteriormente, como mínimo, una vez a la semana, para comprobar la aceptación del cebo, que los portacebos están intactos y para retirar los roedores muertos Recargar el portacebos cuando sea necesario. Proteger los cebos de las condiciones atmosféricas (ejemplo: lluvia, nieve, etc.). Colocar el portacebos en zonas no sujetas a inundación. Reemplazar los cebos que hayan sido dañados por el agua o contaminados por la suciedad. Se recomienda el uso de guantes. Realice una encuesta previa al tratamiento del área infestada y una evaluación in situ para identificar las especies de roedores, sus áreas de actividad y determine la causa y la extensión de la infestación. Retirar la comida fácilmente disponible para los roedores (ejemplo: grano suelto o residuos de alimentos. No limpiar la zona a tratar justo antes del tratamiento, esto sólo molestará a los roedores y la aceptación del cebo será más difícil de alcanzar. El producto debe ser usado como parte de un plan integral de control de plagas, incluyendo, entre otros, medidas de higiene y, cuando sea posible, métodos físicos de control. Aplicar medidas de control preventivas (ejemplo: Taponar agujeros, retirar comida y bebida en la medida de lo posible) para mejorar la ingesta de cebo y reducir la probabilidad de reinvasión. Los portacebos deben ser colocados en las inmediaciones de los lugares donde se ha observado actividad de roedores (zonas de paso, sitios de anidación, cebaderos, agujeros, madrigueras). Cuando sea posible, el portacebos debe estar fijado al suelo o a otras estructuras Los portacebos deben estar claramente etiquetados indicando que contienen rodenticidas y que no deben ser movidos o abiertos. Cuando el producto se utiliza en zonas públicas, las zonas tratada, deben marcarse durante el periodo de tratamiento y una señal explicativa debe informar sobre el riesgo de envenenamiento primario y secundario de los anticoagulantes, así como sobre las medidas de primeros auxilios. Los cebos deben ser asegurados para evitar que sean arrastrados fuera del portacebos. Colocar los portacebos fuera del alcance de los niños, pájaros, mascotas, animales de granja y otros animales de los que no va destinado el producto. No se debe aplicar en áreas donde los alimentos/piensos, bebidas, utensilios de cocina o las superficies de procesamiento de alimentos puedan entrar en contado con el producto o bien ser contaminados por el mismo. Si le cantidad de cebo ingerido es baja en relación al tamaño aparente de le infestación, se debe considerar la colocación de más portacebos y la posibilidad de cambiar a otra formulación de cebo. Si después de un periodo de tratamiento de 35 días se observa que los cebos siguen siendo consumidos y no disminuye la actividad de roedores, debe determinarse la causa. Cuando se hayan excluido otros elementos, es probable que para los roedores resistentes haya que considerar el uso de un rodenticida no anticoagulante o un rodenticida anticoagulante más potente. También debe considerarse el uso de trampas como una medida de control alternativa. Retirar el cebo sobrante y el portacebos al final del tratamiento,

MEDIDAS DE MITIGACIÓN DEL RIESGO: Cuando sea posible, antes del tratamiento, informe a los transeúntes, por ejemplo, los usuarios del área tratada y sus alrededores, acerca de la campaña de control de roedores. Para reducir el riesgo de envenenamiento secundario, buscar y retirar los roedores muertos a intervalos frecuentes durante el tratamiento, ejemplo: al menos dos veces por semana, o cuando sea relevante especificar si una inspección más frecuente o diaria se requiere. Los productos no se utilizarán más de 35 días sin una evaluación del estado de la infestación y de la eficacia del tratamiento. No utilizar cebos que contengan sustancias activas anticoagulantes como cebos permanentes para la prevención de infestaciones de roedores o para la monitorización de la actividad de los roedores. El uso de este producto debe eliminar los roedores en un plazo de 35 días. En caso de sospecha de falta de eficacia al final del tratamiento, es decir, la actividad de los roedores todavía se observa, el usuario debe consultar al proveedor del producto o llamar a un Servicio de control de plagas. No lave las estaciones de cebo con agua entre las aplicaciones. Eliminar los roedores muertos como residuo peligroso de conformidad con lo que establezcan las ordenanzas municipales. No aplicar el producto directamente en madrigueras. Datos sobre los efectos directos o indirectos, instrucciones de primeros auxilios y medidas de emergencia para la protección del medio ambiente. Cuando los portacebos se coloquen cerca de sistemas de drenaje de agua o cerca de aguas superficiales, por ejemplo: Ríos, lagos, canales de agua, diques, canales de riego y/o acequias, asegúrese de que el cebo no entra en contacto con el agua. Este producto contiene una sustancia anticoagulante. En caso de ingestión, los síntomas pueden hacerse evidentes hasta en un plazo de 72 horas. Las manifestaciones clínicas pueden incluir sangrado de nariz y encías. En casos severos, puede haber moratones y presencia de sangre en heces y orina. El antídoto es la vitamina K1, administrada únicamente por personal médico/veterinario.

Si se ingiere busque consejo médico, mantenga a mano la etiqueta o el envase y consulte al SERVICIO DE INFORMACIÓNTOXICOLÓGICA (Teléfono 915620420). Contacte con un veterinario en caso de que lo ingiera una mascota. Los portacebos deben etiquetarse con la siguiente información "no mover o abrirla 'contiene un rodenticida"; "nombre del producto o número de autorización; "sustancia activa". "en caso de accidente. Peligroso para la fauna salvaje. Instrucciones para la eliminación segura del producto y su envase. Se recomienda el uso de guantes. Al final del tratamiento elimínese el cebo no consumido y el envase como residuo peligroso de conformidad con lo que establezcan las ordenanzas municipales. En la etiqueta de los portacebos se indicará lo siguiente: Eliminar los portacebos al final de su vida útil, como residuo peligroso de conformidad con lo que establezcan las ordenanzas municipales. El producto es estable durante 2 años. Debido al modo de acción retardado, los rodenticidas anticoagulantes pueden tardar entre 4 y 10 días en ser efectivos tras el consumo del cebo.

Inscripción en el Registro de Biocidas, Resumen de las Características del Producto biocida.

PESO VOLUMETRICO CON EMBALAJE 550 GRAMOS