Penas de Uno a Tres Años ante la Oleada de Robos y Tipificación más clara en los Incendios Forestales

Reforma del Código Penal

domingo 15 de septiembre, 2013

La reforma del Código Penal endurecerá este viernes las penas por robos agrarios e incendios

El Consejo de Ministros aprobará dos cambios respaldados por Agricultura

15/09/2013

El Gobierno aprobará en el Consejo de Ministros de este viernes día 20 una reforma del Código Penal que, entre otras cuestiones, incluirá un endurecimiento de las penas por los robos en el campo, así como contra los autores de incendios forestales, según ha anunciado el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete en una comparecencia en Jerez. Sobre el primer tema, además de incrementar las condenas se aplicará el agravante de que no sólo se valorará lo sustraído, sino los daños materiales provocados y los efectos que tendrá en las actividades de la explotación para reponer lo robado. En los incendios forestales, se decidirá que estos casos sean juzgados por jueces ordinarios y no por jurados.

En su intervención, Miguel Arias Cañete, sí quiso dejar claro que con esta reforma se va a cumplir, en primer lugar, el acuerdo alcanzado en su día con la organización ASAJA, cuyo presidente Pedro Barato se reunió con él y el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, antes del verano para estudiar una modificación del Código Penal ante el incremento de los robos en el campo y la cada vez más creciente preocupación de los agricultores ante estos asaltos a las explotaciones.

En este sentido, sin entrar en detalles, el ministro sí recalcó que lo que se va es a proceder "a un endurecimiento de las penas, aunque no a una tipificación de los delitos. Los hurtos son hurtos y los robos, robos. Lo que se quiere hacer es pasar a sancionar con unas penas más duras que permitan que ya no sean faltas, que era el verdadero problema del sector, que siempre eran faltas, faltas y faltas y no les afectaba la reincidencia".

Por eso, ahora lo que se pretende es que los ladrones tengan sanciones más fuertes y que paguen no sólo por el material sustraído, sino que también se tenga en cuenta los destrozos que ocasionan y las consecuencias que generan en la actividad de las explotaciones, de forma que no sea "tan rentable" este tipo de asaltos.

Penas de uno a tres años ante la oleada de robos 

Aunque Miguel Arias Cañete no quiso detallar ningún pormenor de la reforma, ya que deja este anuncio al propio Ministerio de Justicia, su reconocimiento de que la reforma recogerá lo pactado con ASAJA en su momento, hace presagiar que se podría incluir condenas que irían entre uno y tres años.

Como señalaba este mes de junio responsables de esta organización agraria, las penas que baraja el Ministerio de Justicia irían de entre uno y tres años para aquellos robos o asaltos a explotaciones agrarias o, como se recogerá en la nueva reforma, "lugares desprotegidos fuera de núcleos urbanos vinculados con carácter agrícola y ganadero".

Ya entonces, las mismas fuentes, que confiaban que la reforma entrase en vigor en octubre, como así va a ser, el endurecimiento las condenas afectarán a conducciones de suministro eléctrico, telecomunicaciones, cobre o riego, además de tenerse en cuenta la reparación de los daños colaterales que se hayan cometido, como costes y tiempo de reparación o la interrupción del trabajo, tal y como dejó entrever este viernes el propio Arias Cañete.

Tipificación más clara en los incendios forestales 

Dentro de esa reforma del Código Penal que va a presentar esta semana el Ministerio de Justicia, se incluirá un endurecimiento de las penas para los autores de los incendios y que sea un juez quien decida las sanciones, sin que tengan que intervenir los jurados, como sucede hasta ahora, segúnavanzó también el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien ha mostrado asimismo su preocupación por el alto número de incendios ocurridos este final de año en Galicia, de los que la mayoría "han podido ser provocados".

El ministro aseguró que el problema de cómo afrontar los incendios tiene dos vertientes distintas. Por un lado está que "las penas de privación de libertad son muy reducidas". La otra, que el sistema judicial que las juzga, con jurados, "no está dando los resultados que esperábamos".

Respecto a la primera, la reforma del Código Penal que el Gobierno va a llevar al Consejo de Ministros de las próxima semana "se ha introducido un endurecimiento muy notables de las penas de condena por los incendios forestales cuando pueda haber una circunstancias muy específicas, como es un peligro para la vida de las personas, que afecte a núcleos de población o que provoquen daños medioambientales", destacó el ministro. Asimismo, también habrá una "mejor definición de los tipos para que puedan ser sancionados".

Mejor un juez ordinario que un jurado

En relación a la segunda vertiente, Miguel Arias detalló que estos incendios tiene una "peculiariedad que les hace difícil ser sancionados. Y es que en nuestro sistema judicial es el jurado el que determina la culpabilidad del infractor en los incendios forestales. Y los jurados se eligen en las zonas donde está el Juzgado competente para esta situación y lo que sucede es que como los jurados, en lo sitios pequeños, se conocen todos a todos, es muy difícil que establezcan una condena a un vecino con el que va a convivir mucho tiempo".

Por eso, el Gobierno cree que debe ser un juez ordinario el que juzgue los delitos, sin la intervención del jurado. "Con estas dos vertientes, endurecimiento de las penas y que sea el juez quien lo haga puede cambiar completamente la situación"., aseveró el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Además, Miguel Arias Cañete ha mostrado su gran preocupación por el final del verano en Galicia, por el viento nordeste y por el alto número de incendios "intencionados, porque es imposible que haya este número en una sola comunidad. No es normal".

Fuente - www.Agroinformacion.com